martes, 12 de mayo de 2015

La dureza del agua

¡Buenos días!

Traigo un tema quizá algo raro a tratar que creo que puede serviros de ayuda y hacer que entendáis porque vuestro gel de baño no hace tanta espuma, porque el detergente no limpia bien y porque vuestra piel se reseca tanto.


Muchas veces doy por supuesto que todo el mundo conoce estas cosas, pero luego hablando con muchas de vosotras que residís en otras provincias llego a la conclusión de que no es un tema tan conocido, hablo de la dureza del agua.

Es posible que a más de una le alegre el día saber que no son imaginaciones suyas y que todo tiene un porqué.




¿Qué es eso de la dureza del agua?

Se denomina de esta forma por la cantidad y concentración de minerales que hay en el agua, las más comunes son calcio y magnesio, dependiendo de las formaciones geológicas que atraviese el acuífero de donde proviene nuestra agua.

Si pasan por una zona con una piedra más caliza (calcio y magnesio ) el agua será más dura que si pasa por una zona con piedra silicatada (granito) que darán un agua más blanda.

Resumiendo: el agua blanda tiene baja concentración de sales y la dura una mayor concentración.


¿En que se traduce esto?

Principalmente se nota a la hora de usar el jabón y la cantidad que usamos, no nos sirve la misma cantidad usando un agua más dura que usando un agua blanda.

En el agua más dura no es tan efectiva la cantidad de jabón o detergente que usamos en un agua blanda, genera menos espuma y la ropa no queda tan limpia al no hacer la reacción necesaria por el calcio y el magnesio, por lo que necesitamos más cantidad de detergente.

Si vuestra agua es dura o muy dura habréis notado que la ropa blanca sale algo marrón, gris, o incluso que las toallas se quedan ásperas y secas cual mojama aunque le echéis el suavizante más eficaz del mercado.

Seguro que os suenan los anuncios de productos de limpieza antical tanto para lavadora, lavavajilla, limpiadores de baño, etc.  Estos se usan con mayor frecuencia en lugares con agua dura aunque no quita que el agua blanda también deje estos residuos pero en menor cantidad.

Algunas lavadoras y lavavajillas vienen ya con partes específicas para que el impacto de la cal sea menor, aunque la mayoría nos vamos apañando con echar cuando nos acordamos (es así y lo sabéis) un antical para limpiarlos y que no se obstruyan las salidas de agua.

Las que tengáis lavavajillas notaréis que los vasos quedan como con ronchas blanquecinas, tenéis que ajustar la sal y el abrillantador, aunque también hay que darle su chute antical y limpiador de vez en cuando.

Otro de los electrodomésticos que necesitan un repasito de antical son las cafeteras, sobre todo todas las que llevan deposito de agua, muchas veces se obtura la salida y pensamos que el café es el responsable, la realidad es que hay productos antical específicos para ellos y que con seguir los pasos que nos indican notaréis que la cosa cambia sustancialmente.

En el caso de los sanitarios con pasar un antical nos solventa el problema para que no queden deslucidos los grifos en cuestión de media hora.

En las ciudades suelen pasar por filtros y se les añaden otros componentes que suavizan un poco el impacto, pero os aseguro que en zonas de poblado y casas alejadas no es lo mismo para nada.

¿Y en la piel?

En la piel pasa algo parecido con el agua dura, no vamos a usar un antical por supuesto, pero si que notamos que aunque usemos un jabón que a nuestra prima de otra ciudad le va de lujo y le hace una espumita que parece de película, a nosotros igual se nos queda en una leve espuma chuchurría y aun con esas nos notamos resecas.

Dependiendo de la zona donde vivamos para quitarnos el jabón del pelo o del cuerpo se tarda más, un agua más dura se traduce principalmente en que la piel se reseca, se nota tirante y a veces se irrita.

Las personas con pieles secas, muy secas o sensibles necesitan tener más cuidado y usar productos más específicos a la par que muy hidratantes.

¿Y de que me sirve saber esto?

Si habéis llegado a este punto, habréis entendido que la dureza del agua nos condiciona tanto en la limpieza del hogar, como en la personal, al igual que afecta a las plantas como al secado de la ropa.

Un agua más dura hará que el resultado de un mismo producto sea diferente que en una zona más blanda, que tengamos que controlar más los filtros, el mantenimiento, las cantidades de producto a usar, etc.

Como ejemplo os puedo decir que tardo más en quitarme el champú en Vitoria, Almería, Ciudad Real, incluso cuando vivía en Premià de Mar, sin embargo en Madrid donde el agua es más blanda en un plis logras quitarlo.

En Almería hay que añadir que la ropa al dejarla al sol con el agua de pozo (más salina) llegaba a quemarse los tonos de la ropa, sin embargo desde que cambiamos al agua de la desalinizadora de Carboneras este problema ya no lo tenemos, se te puede pasar recogerla un par de días y no se nota cambio en el color.

Y ahora que lo sabes...

En los detergentes suele venir especificado la cantidad de detergente a echar para cada tipo de agua.

He buscado en las webs del gobierno mapas sobre la dureza del agua, pero no he encontrado ninguno sólo en webs de empresa.

Dureza del agua
Imagen de Aquaprof.es
Extraído de FundacionAquae.org

Aunque la mejor manera de conocer la dureza exacta de nuestra zona (en una misma provincia puede haber varios tipos) es con una tira de prueba desde el mismo grifo de nuestra casa, en algunas lavadoras hace años venía un par, ahora no sé si continúan poniéndolas con las instrucciones.

¿Conocíais este tema?

¡Un besote y muchas gracias por leer!
Nuku-Nuku

¿Quieres recibir las actualizaciones del Blog en tu e-mail?
¡Pero qué cosa más bonita!, Actualizado en: 7:55:00
Escrito por: Iantha Vigil

13 comentarios:

  1. Se nota mucho en la piel y en el cabello y al lavar la ropa...
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Yo lo noté al irme de Tarragona a Lugo: el pelo lo tengo mucho más suave y bonito y la piel no se me reseca tanto.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Si lo conocia y es muy importante para la piel!!besos

    ResponderEliminar
  4. El agua en mi ciudad es una porquería, solo decirte que no bebemos agua del grifo y cocinamos con agua mineral....

    ResponderEliminar
  5. Aquí en Baleares se nota muuuuuucho... Todo lo que has dicho de los electrodomésticos, la espuma... son viejos conocidos! jajajaja Sobre todo ir a Madrid y gozar lavándose el pelo xDDDD Así que las que no tenéis ese problema, no sabéis lo afortunadas que sois! xD

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante!!! aqui la tenemos dura =(

    ResponderEliminar
  7. Vaya que si se nota!!!
    Cuando estoy en Alicante, cuesta todo un triunfo y más a la hora de que los dettergentes sean efectivos, y la piel y el pelo se resecan más. Cuando subo a MAdrid, es un alivio lavarse el pelo y que te quede suelto y suave sin casi acondicionador.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Claro que lo he notado ¡qué compración MAdrid-Barcelona! por eso tengo poca ropa blanca, auqnue hace poco me he comprado una camiseta que me entró por los ojos

    el pelo,el cuerpo y lo que limpias se nota muchísimo la cal del agua

    muacksss

    ResponderEliminar
  9. Interesantísimo el post, yo lo noto de Cádiz a Granada y eso que hay sitios más dispares entre sí.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  10. En Málaga se nota bastante la verdad, saludos!

    ResponderEliminar
  11. En Madrid tenemos algo más de suerte jaja
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  12. Un post muy interesamnte pero se han olvidado de la pureza del agua en Asturias.

    ResponderEliminar
  13. En vacaciones se nota muchísimo la dureza del agua.
    Besitos

    ResponderEliminar

El blog no se hace responsable por los contenidos y opiniones de terceros vertidas en los comentarios, todo comentario ofensivo será borrado.
Mil gracias por comentar ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...