viernes, 11 de agosto de 2017

Embarazo: Febrero, Marzo, Abril y parto


Ya llegamos a la última actualización de mi embarazo y los último trimestre del mismo, quizá es donde haya alguna cosa más diferente al resto de los meses puesto que es cuando más "forma" coge el bebé.

La verdad es que la mayoría que me seguís por Instagram que es por donde más activa he estado habéis seguido más día a día la evolución, mis achaques y ya conocéis el nombre de la canija y a ella misma ;).

Os aviso que todo el tema experiencia crianza (desastrosa seguro XD), os la contaré por otro sitio, principalmente porque sé que la mayoría venís a leer sobre temas de belleza y no de niños, pero sé que la experiencia de embarazo e inclusive el parto, os puede ayudar a alguna que está pensando en operarse de bypass gástrico, que se ha operado o que tiene SOP como yo.

Explicada esta parte que creía que era importante para que la gente no se asuste a este referente, continuo con mi aventura "embarazil". Pero como bien os dije en anteriores entradas, no voy a ponerle florituras...



👉 Febrero

El pasado 1 de febrero fuimos a la segunda ECO 4D, pero la señorita como en todas las ecografías decidió ponerse en poses imposibles, taparse la cara y esconderse hacia atrás en cuanto tenía ocasión, así que lo mejor que se la pudo ver, fue la siguiente imagen.



Nosotros que pensábamos que la íbamos a ver de perlas y la perrancana decidió seguir con su momentazo Diva.

Durante la siguiente semana estuvimos de montaje de la habitación de la canija, pintando pared, montando muebles y colocando algunas cosas para ir dejando todo preparado.

Embarazo decoración
Embarazo decoración

Y sí, os enseñaré su habitación, pero como he dicho en el otro blog, más que nada por no saturaros con estos temas... Tampoco esperéis una habitación maravillosa de rollo nórdico minimalista, porque nos hemos apañado como hemos podido.

Reconozco que he hecho de todo, pintar, montar muebles, hacer escapadas al campo, ¿por qué no aprovechar mientras pudiera?, ojo, que ya me tocó escuchar más de un comentario de "qué estás embarazada", sí pero no enferma 😒.

La siguiente cita con la matrona fue en la semana 31, convenimos continuar tomando Gestagyn tras los resultados de la última analítica de nutrición para curarnos en salud. La verdad es que creo que ya me visteis bastante quemada a este respecto en la última entrada...

Tuvimos la última ECO de control en la semana 32 (en las ecos que se ve todo casi como un escaner), nos dijeron que estaba dentro del tamaño normal, con un peso de unos 1,85 kg y un tamaño de unos 40 cm aproximadamente.

👉 Marzo

Para la semana 34 tenía previsto comenzar con el aceite para la zona perineal, pero bueno... esto mejor os lo cuento en el otro lado porque si que está completamente relacionado con el embarazo y así os cuento allí mi experiencia.

En la semana 35 hicimos "intercambio de rehenes" donde churro salía perdiendo, yo ya me iba definitivamente a Vitoria a terminar controles, empezar con clases preparto e ir ultimando detalles de cara al parto. Obviamente los dos peludos se venían conmigo 😋, el sólo se llevo algunas cosas que me habían regalado para la canija ¿veis como salía perdiendo?.

Esa misma semana tenía analítica, tuve una muela dándome guerra, comenzaba la clase preparto y empecé con algunas molestias en la zona de pubis e ingles, como molestias de regla, que supuse que tenían que ver con la dilatación del útero por el crecimiento de la niña y no estaba desencaminada.

La verdad es que las clases preparto estuvieron geniales, en total en Vitoria son 6, pero yo fui a las 3 últimas (semana 35, 36 y 37). La primera a la que asistí estuvimos haciendo unos ejercicios de respiración, nos explicaron sobre la pelota y posiciones a tomar durante la dilatación, y los pujos (que la gorda se puso revoltosa en ese momento XD), me dieron un neceser con información.

En la semana 36 (os recuerdo que a mi me cuentan desde los viernes) me tocó visita al ginecólogo donde con un ecógrafo más básico me dijo que ya tenía la cabeza hacia abajo, no sé dejo ver el perfil, pero pudimos ver que estaba bien. Me indicó que la analítica salía bien y me tomó unas muestras (vaginal y anal) para comprobar con un test si tenía estreptococo. De ser positivo tendrían que ponerme antibióticos durante el parto para evitar infectar a la bebota.

Esta semana ya anuncié el nombre de la canija, que si no lo sabéis, es Adara:
Tras mucho preguntarme, os desvelo ya el nombre de la canija ;). Adhara nombre compuesto de origen hebreo, etimología: אֲדָר. del hebreo אֲדָר. 1 , Adhar-a "אדר -" " אדר - א" compuesto La más hermosa Griego: Leyenda "El Zodiac" LEO constelación "canis majoris"- Última estrella en el universo en apagarse. Significados - La más hermosa. (Hebreo). Aquel que es hermoso, virgen. (Hebreo). Última estrella en el universo en apagarse. (Griego). Mujer hermosa de cabello rizado, ojos azules y piel nívea. (Griego). El nombre tradicional de Adhara —a veces escrito Adara o Adharaz—2 proviene de la palabra árabe عذارى ‘aðāra’, «vírgenes». Su principal significado es «flor de azahar», de ahí su derivación a «vírgenes» por ser la flor representante de la pureza. Es conocida en China como 弧矢七, «la séptima estrella del arco y la flecha». https://es.wikipedia.org/wiki/Adhara #proyectocastillo #proyectocastillobaby #Adara #Adhara
Una publicación compartida de ¡Pero qué cosa más bonita! (@nukunuku81) el


Comencé con molestias en ingles, pubis, que me bajaban hacia la rodilla, supuse que tenía que ver con la dilatación muscular, ensanche de pelvis y los ligamentos, por si acaso lo consulté en la clase preparto y me confirmaron mis sospechas. Me aconsejaron ponerme un almohadón entre las piernas cada vez que estuviera de lado para separarlas y notar menos molestias.

En esta clase nos pusieron un vídeo sobre lactancia y luego nos hicieron preguntas al respecto, la verdad es que estuvo muy interesante y nos quitaron bastantes miedos sobre el tema. Además nos informaron sobre los grupos de apoyo que hay en los centros por si teníamos algún problema.

Esta semana también acudí a nutrición donde me comentó sobre los valores, miramos tema glucosa y le expliqué el tema de retomar Gestagyn. Me mandó una analítica completa para ver como estaba actualmente, cita telefónica para el 11 de abril, otra analítica completa para septiembre (volviendo así a las revisiones de unos 6 meses) y cita presencial de nuevo que aun me tienen que enviar.

En la semana 37 acudí a la última clase preparto, aunque tocamos más bien del puerperio y los cuidados del bebé, como limpiarle el cordón umbilical, etc.

👉 Abril

Semana 38 las molestias de la zona de la ingle, pierna, pubis continuaban con el añadido de que a veces me hacían fallar la cadera y la pierna, haciéndome en ocasiones tener que quedarme a la pata coja, agarrarme a una pared o tener que pararme en seco en medio de la calle, para no pegarme un guarrazo contra el suelo.

En la cita con la matrona me confirma que sigue con la cabeza abajo y tras verme me dice que ya puede salir en cualquier momento y que ella piensa que vendrá grande. Me indica que doy negativo en estreptococo y me da cita para la semana 39 para correas o monitores según lo conozcáis en vuestra zona. En este momento he cogido ya 13 kg, cosa que me acojona un poco porque no quería pasar de los 12... Pero me tranquiliza diciéndome que aun entro dentro de lo que se considera normal.


Para resumir la evolución de mi tripa os dejo las fotos que tengo sacadas a día de la redacción de esta entrada (si para el momento que lo publique me he hecho otra os la subiré).

Fue la siguiente cita en correas donde la cosa se torció, bueno, la que venía torcida era la canija...

Resulta que en la ultima ecografía estaba bien colocada, pero en esa revisión... tenía la cabeza bajo el pecho derecho, el culo bajo el izquierdo y los pies en la zona de salida.

Fue un momento bastante chocante, porque nosotros ya nos habíamos hecho nuestra historia en la cabeza de "embarazo casi ejemplar" y que no teníamos que preocuparnos de nada.

La realidad es que nos citaron para el día siguiente para hacerme una versión cefálica externa y si no lograban girarla tenían que hacerme cesárea a continuación. Podéis imaginaros que leí lo indecible sobre el tema para saber a que atenerme. Lo más normal es que tras el giro el parto pudiera ser tras 24 horas del mismo (o no).

A la mañana siguiente allí estábamos con algo de mal cuerpo por la incertidumbre y suponiendo que las iba a pasar canutas. El tema se dilató bastante porque en las personas que tenían que girarla estaban con algunos casos de urgencias, así que nos tiramos unas 6 horas allí.

Me pusieron una vía y me pusieron varias cosas para que no me doliera demasiado, no me enterara mucho y no me pusiera de parto. Decir que debí soltar bastantes tacos es quedarme corta, porque ya hasta se reían con las que iba soltando al igual que yo, que a pesar de que me estaba doliendo de coj**nes, ahí estaba intentando reírme de la situación, finalmente lograron girarla y me fui para casa con toda la tripa enrojecida y algunos moratones en la piel. ¡Vaya artistas y que paciencia tuvo el equipo que lo hizo, de verdad!

Esa misma tarde llegaba la familia de churro a Vitoria y nos fuimos a buscarlos, prometo que no me quejé ni una vez, intenté quitarle hierro y eso que iba bastante dolorida. Pero la pregunta fue si a la niña no la habían hecho daño (obviamente no, si no no lo harían)... ¡en fin!

El día del parto

Al día siguiente 13 de Abril y tras pasar toda la mañana de paseo, durante la comida con mi familia y la de churro noté una ligera molestia, como de regla y tras ir al baño vi algo raro, como una mucosidad amarilla, y deduje que muy normal no era, así que nos fuimos al hospital.

Estaba el más nervioso que yo, si me descuido tengo que conducir yo 😂. Llegamos pasadas las 4 de la tarde y me pusieron los monitores para medir la frecuencia cardíaca de la canija y ver si había contracciones.

Como ya había estado el día anterior para la versión cefálica externa, me tenían más que fichada y coincidí con parte del equipo del día anterior.

Tuvieron que pasar 3 personas distintas a ver si estaba de parto o no, porque no lo tenían claro, hasta que una ginecóloga lo miró y dijo que era líquido amniótico manchado y que la bolsa debía tener alguna fisura lateral o superior.

Midieron las contracciones y aquello iba un poco descontrolado, no las tenía muy fuertes y no iban muy rítmicas que digamos y me pusieron oxitocina porque no estaba apenas dilatada. Al principio me lo tomé con bastante humor, estaba bastante segura de no querer epidural (me acojonan las agujas y para ponerme la vía se las vieron y desearon).

Pasaban las horas y apenas dilataba, las contracciones eran arritmicas, con lo que lo mismo me venían muchas de golpe muy fuertes y descansaba medio minuto para continuar con varias flojas y luego otras más fuertes.

Sobre las 8 y pico ya estaba viendo que no iba a poder aguantar más adelante lo que iba a venir, puesto que hacía ya un rato que la ingle izquierda me fallaba y no me podía sostener bien, así que ni la pelota que me habían llevado ni los paseos me iban a servir, ¡yo que había puesto mis esperanzas en ellos!...

Una matrona tuvo que venir a romper la bolsa puesto que no había forma, y la forma de romperla es con una especie de aguja de ganchillo enorme que cuando la vi pensé en que con eso se podía tejer un jersey para el Yeti.

Tuvimos la "suerte" de que nuestro timbre no funcionaba, pero hasta ese momento no nos dimos cuenta. En un par de ocasiones tuvo que salir churro, una de ellas para pedir la epidural, pero no venía nadie, y en una que le echaron la bronca (ya que el pasillo llevaba al paritorio y muchas puertas estaban abiertas) tuvieron que tragarse sus palabras al comprobar que el timbre no funcionaba.

No recuerdo la hora exacta en que me pusieron la epidural, la ponen entre contracción y contracción y no puedes moverte cuando te la ponen, pero os juro que en ese momento estaba ya de dolor y cansancio que trinaba.

Me indicaron que debía estar con las piernas rectas y sin encogerlas durante 30 minutos, tiempo en que tardaría en hacerme efecto... Y ahí estuve 20 minutos que parecía que empezaba a funcionar y... de repente volvió con más fuerza el dolor. 

Tras dos bolos más, un dolor incesante que iba creciendo, contracciones que iban a su bola, hora y pico o dos horas que no había manera, me pusieron una segunda epidural con el mismo procedimiento pero con un dolor bastante mayor que la anterior vez.

Estibaliz, otra matrona (pasé por tres turnos al final) procedió a ponerme buscapina para que dilatara más rápido e intentar acelerar el parto.

Dos bolos más, y las mismas consecuencias, que cada vez me dolía más. Según las gráficas que salían de la maquina, las contracciones eran bastante fuertes y se salían de los rangos que nos habían indicado, churro no sabía que hacer y salió a hacer un cambio con mi madre (sólo podía estar una persona conmigo) y al final les dejaron estar a los dos. *Churro ha trabajado en el Hospital de Ciudad Real y asistió a algún parto, dice que no recuerda que ninguna lo pasara tan mal como yo y que lo de las gráficas le estaba poniendo histérico, pero que no me dijo nada*

Terminó viniendo el equipo de anestesia porque no tenían claro que hacer conmigo, me dijeron que no podían ponerme otra cosa y yo estaba que me moría del dolor, les dije incluso que si me tenían que dormir que lo hicieran (con mi madre y mi parto lo hicieron y no fue cesarea), y nos dijeron que no podían. Recuerdo que le mire con una mirada de odio al chico que vino que si llego a tener rayos lo fulmino ahí mismo.

Intentamos controlar la situación con las respiraciones, pero ya tenía tal dolor que no sabía yo si me iban a salir (a esta altura ni te acuerdas de respiraciones, ni de clases preparto ni de ostias en vinagre...) y el verle la cara de preocupación a churro me decía que la cosa no iba muy allá.

Volvió la matrona y me ayudó a colocar el cuello del útero para embocar la cabeza de la canija (ya eran las 12 y pico de la noche del día 14) y mi madre y churro no paraban de darme apoyo por todos lados, hasta que me dijeron que ya se veía la cabeza (luego resultó que no se veía casi nada... era por motivarme), y todo el equipo (terminamos con lo menos 5 personas dentro con tanto lío) y me dijeron que me pasaban al paritorio, y me acordé (si en ese momento mi cerebro iba a mil) de los ratos que habíamos pasado escuchando a las chicas en el paritorio, de media 15-30 minutos para parir. Y pensé que naranjas de la china, que en la siguiente contracción iba a empujar.

Y así lo hice, en medio del pasillo, me vino una contracción, levante el culo, apreté con la respiración que me indicaron en su momento y apreté tan fuerte que noté como salía la cabeza y parte del cuerpo, hasta los brazos mínimo.

Cuando lo dije llegando a la puerta del paritorio (no había más de 10 pasos), que acababa de salir, se lo tomaron a guasa y me dijeron que eso era la cabeza empezando a salir... hasta que una levantó la sábana y vio que era cierto.

El equipo se quedó mirando asombrado y sólo la que levantó la sábana tuvo el reflejo de cogerla y terminar de sacarla.
A churro no le dio tiempo ni de ponerse la bata, tuvo que entrar corriendo y dice que aquello parecía la matanza de Texas.

Me la pusieron encima a la canija, pero como me tenían que cambiar de cama para cambiar las sabanas y limpiarme, aprovecharon para pesarla y medirla y darme un repaso a mis zonas...

Me dijeron que tenía en uno de los labios un pequeño desgarro y me dieron tres puntos. Una chica me preguntó que tal y la conversación fue tal que así:

-¿Como estás?
-Tengo el chichi pegando palmas ahora mismo.
-😕 pero... ¿para bien o para mal?
-No, no... ¡Para mal!

Claro, nos reímos (ya sabéis que tengo un humor un tanto peculiar).

Nos dejaron unos minutos junto a ella mientras se organizaban para trasladarnos de nuevo a la habitación de dilatación.

Seremos unos raros, no lloramos ninguno, si fue un momento "especial", no voy a decir bonito porque estaba que me quería morir y sólo quería que saliera ya. De hecho los dos la miramos y comentamos que por fin había acabado para continuar con un "parece china, pero te juro que es tuya".

Nos trasladaron a la habitación de dilatación y tras dos horas piel con piel nos trasladaron a una habitación compartida.

Hasta aquí os puedo contar sobre la aventura del embarazo, como os contaba al comienzo, el resto, sobre mi experiencia con la maternidad os lo contaré en otro lado, en Padres Desastre, porque ya antes de nacer Adara, hubo comentarios que hacían vaticinar algo parecido sobre nosotros...

Respecto al mantenimiento con Nutrición por el Bypass, me llamó la doctora para cambiarme el tratamiento debido a que me salía algo alta la vitamina E, terminé por fin con el medidor de glucosa. Me mandó Gestagyn Lactancia, Ferogradumet, Hydroferol, y Vitamina B12 inyectada una vez al mes.

Espero retomar en cuanto pueda el blog, esta entrada me quedaba parte de terminar (de hecho lo que he escrito hoy es desde la última foto en adelante ;)).

¡Un besote y muchas gracias por leer!
Nuku-Nuku
Bloglovin ♥ Facebook ♥ Twitter ♥ Instagram ♥ Youtube ♥
¡Pero qué cosa más bonita!, Actualizado en: 23:05:00
Escrito por: Iantha Vigil

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog no se hace responsable por los contenidos y opiniones de terceros vertidas en los comentarios, todo comentario ofensivo será borrado.
Mil gracias por comentar ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...